la obra aterciopelada

La historia trabaja sobre un drama social de fondo que puede tener múltiples interpretaciones y derivaciones. Este drama social interpretado a través de la violencia emocional ejercida en el núcleo familiar no es el mensaje final a transmitir. Este recurso es simplemente un detonador para mostrar la dinámica de relacionamiento de una familia peculiar y de cuatro personajes que se desdoblan para manipular y ser manipulados. Una familia donde las relaciones de poder son confundidas con las de amor y donde todo cambia con la llegada de un nuevo integrante.

Las víctimas y los victimarios son fácilmente confundibles y en la euforia por escapar a esta opresión “legal” pueden incluso repetir su propia situación. Nuestra propuesta intenta repasar las características y “aristas” más humanas y peligrosas de las personas pero sin caer en el dramatismo crudo de una situación por lo más cotidiana. No queremos basarnos en el conflicto sino en los personajes como canal de comunicación. Son ellos los que nos cuentan esa vivencia del conflicto, el impacto de la violencia y la respuesta a la misma.

No hay comentarios: